Tráfico de órganos (más allá de la leyenda urbana)


Algunos amigos se han interesado por el tráfico de órganos. Afortunadamente, en España no tiene casi incidencia, por más que todos hayamos oído la leyenda urbana del chico-que-conoce-un-amigo-de-un-amigo-primo-de-otro-que-lo conoció, embaucado una noche por una chica de buen ver, que le narcotizó y que hizo amanecer con un zurcido a la altura de un riñón (y sin él,y sin la chica, claro). Sobre los mitos y leyendas en torno a este tema, recomiendo la lectura del agudo artículo de Jorge Alcalde en http://revista.libertaddigital.com/trafico-de-organos-la-leyenda-1276224570.html


En nuestro país la normativa es muy estricta y exhaustivo el control por parte de las autoridades sanitarias y policiales, lo que, probablemente, ha generado la confianza necesaria para fomentar la donación (España es el primer país del mundo en donación de órganos; olé por la conciencia ciudadana).


Desafortunadamente, parece que la ONU confirma que sí es una realidad en el Tercer Mundo, especialmente en Sudamérica, India y China-, donde pobreza y corrupción hacen carne de cañón (terrible metáfora) de los miserables y los niños. Hace un año se desmanteló una red en la India, con todos los caracteres de una película de terror...real, con compradores en Canadá, Grecia, Arabia Saudí y Dubai. En ese bazar indio de órganos se realizaron 500 transplantes en nueve años (ver:http://www.elmundo.es/elmundosalud/2008/01/30/medicina/1201692835.html)

Para una primera aproximación al tema, también recomiendo: http://www.monografias.com/trabajos35/comercio-de-organos/comercio-de-organos.shtml
Estos países del Tercer Mundo también sufren otro mercadeo cruel, del máximo interés para este blog: el tráfico de niños, del que hablaremos pronto.

10 comentarios:

  1. Anónimo3/2/09 0:04

    Con respecto a este tema soy partidario del premio novel de economía Gary Becker que en 2006 presentaba una propuesta para que hubiese un mercado de órganos económicamente incentivado. http://www.becker-posner-blog.com/archives/2006/01/should_the_purc.html
    Evitaría en gran medida el tráfico ilegal y el lucro de intermediarios en estas mafias.
    Alberto

    ResponderEliminar
  2. Fomentar la venta lícita de órganos salvaría vidas, y quizás haría bastante daño al tráfico ilegal, pero no hay que olvidar que los donantes serían siempre los más pobres y desesperados, que accederían a un venta sin retorno. Quizás como ejercicio intelectual sea posible para un economista considerar la influencia de los incentivos económicos en un proceso tan sensible, pero perder de vista la ética no nos ayuda a ser más humanos.

    ResponderEliminar
  3. Anónimo5/2/09 16:16

    No veo ningún problema ético en permitir que los más pobres ganen dinero de una forma lícita y con condiciones sanitarias seguras. No podemos mantener una doble moral, ver que se mueren de hambre pero no dejar que donen un riñón porque al mundo desarrollado no nos parece ético. Mientras tanto escenificamos lavados de conciencia.
    En mi opción hay que permitir un mercado lícito de órganos y articular un sistema para que aquellos que no tienen recursos accedan con las mismas garantías que lo están haciendo ahora.

    ResponderEliminar
  4. Totalmente de acuerdo en luchar contra la doble moral; con el mismo énfasis hay que luchar contra la falta absoluta de ética. El peligro de un sistema de venta lícita inter vivos está en que el sistema sanitaria canibalizaría a los más pobres en beneficio de los pudientes.

    Respecto a la comentada extracción mortis causa, todo lo que represente una prioridad por mor del dinero me parecería despreciable; quiero decir que el sistema de donación (español) actual no prioriza la asignación de órganos en virtud del potencial económico de los candidatos, sino de unos criterios vinculados exclusivamente a las posibilidades de éxito de la operación en relación a las condiciones exclusivamente biológicas de los receptores.

    ResponderEliminar
  5. Anónimo6/2/09 21:39

    Más novedades tristes. Mirad lo que ha aparecido ahora en Italia: http://manuelcarballal.blogspot.com/2009/02/italia-afirma-tener-pruebas-del-trafico.html

    ResponderEliminar
  6. Anónimo6/2/09 23:39

    una pregunta, si una persona puede disponer durante su vida de sus bienes y también de su cuerpo, qué ocurre cuando ha fallecido con sus órganos, qué pasa si es donante, por qué la familia no puede aprovecharse económicamente de esta situación...

    ResponderEliminar
  7. No está tan claro que en vida una persona pueda disponer (vender) de su cuerpo: no se puede donar por precio (hasta la propia palabra lo impide).
    Además, la ley que regula la donación desde 1979 lo deja claro: ARTICULO SEGUNDO.
    NO SE PODRA PERCIBIR COMPENSACION ALGUNA POR LA DONACION DE
    ORGANOS. SE ARBITRARAN LOS MEDIOS PARA QUE LA REALIZACION DE
    ESTOS PROCEDIMIENTOS NO SEA EN NINGUN CASO GRAVOSA PARA EL
    DONANTE VIVO NI PARA LA FAMILIA DEL FALLECIDO. EN NINGUN CASO
    EXISTIRA COMPENSACION ECONOMICA ALGUNA PARA EL DONANTE, NI SE
    EXIGIRA AL RECEPTOR PRECIO ALGUNO POR EL ORGANO TRANSPLANTADO.

    ResponderEliminar
  8. Anónimo5/5/09 1:06

    Creo, a mi parecer que ya la palabra DONACIÓN implica que fue porque previamente la persona quería que sus órganos fueran utilizados sin fines de lucro, por tanto debe respetarse esta disposición a menos que a los familiares del todo no les importe la disposición del difunto

    ResponderEliminar
  9. Anónimo4/6/10 4:37

    YO CREO QUE SE DEBERIA ERRADICAR LA POBREZA Y DAR MEJOR TRATO E TODOS PUES ASI NO SERA NECESARIO DONAR ORGANOS Y MUCHO MENOS ILEGALMENTE

    ResponderEliminar
  10. Anónimo4/6/10 4:39

    CREO YO QUE LO PRIMERO ES ERRADICAR LA PROBREZA CON POLITICAS DE GOBIERNO PUES SI OCURRE ESO NO SERA NECESARIO QUE LAS PERSONAS DONEEN SUSU ORGANOS Y MUCHO MENOS ILEGLMENTE

    ResponderEliminar

Tu aportación es importante, sea lo extensa que sea. Al remitir tus comentarios, si incluyes textos ajenos,no olvides mencionar los datos del autor (apellidos, nombre, título de la publicación, año...). Muchas gracias.